Hibridación en las Ciudades y en los Territorios Turísticos.

Logo Ciudades Creativas Fundación Kreanta

La Hibridación y las estrategias colaborativas  e innovadoras entre sectores económicos que formalmente no tienen similitud es uno de los factores que empiezan a definir el futuro de la actividad económica. Hibridar y Colaborar es un ejercicio básico por el que apostamos en Turismo de Ideas. Sabemos que es un proceso lento; más aún cuando estamos inmersos en una fortísima crisis que provoca miedos e incertidumbre. Hibridar supone tener una actitud innovadora y también sabemos que el futuro es la colaboración entre conocimientos que, aplicados a la Comunicación Turística quiere decir encuentro de conocimientos para crear nuevos productos dirigidos a los nuevos viajeros, a los nuevos consumidores.

Nos resulta muy gratificante escuchar y aprender de quienes llevan muchos años exponiendo el valor de lo colaborativo y la hibridación como herramientas de crecimiento. Ese es el caso de Alfons Cornella, un reputado experto en innovación  que en el pasado encuentro de “Ciudades Creativas” celebrado en Madrid expuso una ponencia sobre Co-Ciudades mostrando ejemplos colaborativos en dónde aparecían también acciones significativas que fácilmente pueden aplicarse a los nuevos productos turísticos. Cornella nos habla de cómo una localidad danesa que “sufre” vientos constantes puede hacer de ese viento, -un factor negativo-, un valor añadido para convertirse en capital del viento y atraer visitantes.  En Ciudades Creativas 2011, encuentro organizado por Fundación Kreanta se sucedieron ponencias que aportaron información y conocimiento sobre el futuro de las ciudades y, sobre todo, de sus habitantes. El vídeo que linkeamos con la exposición de Cornella nos parece de mucha utilidad para aprender el valor de lo colaborativo y de la hibridación entre diversos sectores.

Vídeo de Alfons Cornella en “Ciudades Creativas 2011” de Fundación Kreanta

Empatía e Innovación en el Sector Turístico.

Esta es una historia bastante común, incluso anecdótica y como en las llamadas de oyentes a los programas de la radio, no representa un estudio estadístico pero es una imagen de alguno de los errores que se cometen en los servicios, en este caso de hostelería. Madrid, domingo, 14 horas, tiempo tradicional de “cañas”. La capital española cuenta con varias “zonas de cañas” unas más turísticas y otras más propias de los foráneos. Barrio de Chamberí, Madrid al ciento por ciento, en una sola calle se alinean cervecerías tradicionales con cerveza de calidad y el valor añadido de su antiguedad. Precio de una caña 1,50 euros. A veinticinco metros pero fuera de esa calle acaba de abrir otra cervecería sin tradición ni oferta diferenciadora, precio, el mismo, 1,50. ¿Valores añadidos? Cero. ¿Estrategia para competir? A lo que se ve ninguna. 14,30, en el mismo barrio madrileño otro local, mismo nivel impositivo, con características próximas a lo slow, precio, 1,30 incluyendo una excelente tapa elaborada con productos naturales ¿Valores añadidos? Productos traídos diariamente de Galicia, incluidos huevos y pan. Trato humano, empático, ni indiferente ni insistente, cocina sencilla, humana y respetando el producto. Saben que para tener éxito deben competir en precio y, sobre todo debe diferenciarse. ¿A qué local volveremos? ¿Dónde llevaremos a los amigos que visiten Madrid?

Ayer también publicaba El País una interesante información, El Dificil Arte de Mimar al Cliente subtitulada “de la gestión de sentimientos al ritmo escénico, el servicio de sala se reinventa”. La información explica como quienes trabajan directamente de cara al cliente deben aprender a gestionar su trabajo a partir de la innovación… humana claro, no sólo tecnológica, lo llamaremos Humanismo Empático. El periódico se refiere desde luego a grandes restaurantes, por ejemplo a Mugaritz, en nuestra opinión un espacio ejemplar de innovación humana. Si Adriá representa la innovación y creatividad aplicada a la cocina, Andoni Luis Aduriz es además storytelling, emotividad, relator de historias… humanismo.

“Cada establecimiento tiene su propia alma y en unas horas se intenta narrar un mundo de sensaciones” (José Ramón Calvo, Jefe de Sala-Mugaritz). Pero además de sensaciones quienes trabajan cara a cara con el cliente deben ejercer un trato adecuado. “Si la comida es buena pero el servicio fatal o el servicio es bueno y la comida pésima, nunca volverás al restaurante” (Rie Yasui, jefa de sala de San Pol de Mar) ¿Puede extrapolarse esa necesaria innovación que llamamos humana a otros negocios, a establecimientos turísticos?

Sigue leyendo “Empatía e Innovación en el Sector Turístico.”

Potenciar el Turismo Sostenible… Y las Ideas.

Bajar los precios en los alojamientos no sirve, hay que comercializar experiencias. Esta es una de las ideas que se planteó en la mesa sobre Turismo Sostenible: ecoturismo como salida a la crisis del turismo rural que se celebró esta semana en Barcelona dentro del Global Eco Forum 2011, un encuentro internacional sobre el desarrollo sostenible, economía verde y medio ambiente en dónde el debate turístico se centra en esos parámetros, es decir, en el denominado Ecoturismo.

  En el encuentro participaron Carlos Ferras (Galicia Auténtica), Xavier Cazorla (EcoturCat), Anabel Ferrer (Mallorca Rural), Rafael Pintado (Ruralgest) y Severino García (EcoTur)

Las propuestas ecoturísticas se conciben como un motor de desarrollo del territorio integrando en la oferta turística a la población, su cultura, modos de vida y el uso sostenible del habitat. No es necesario poseer una mente muy innovadora para percibir que a esa meta se llega, entre otras cosas, ofreciendo al nuevo viajero experiencias diferenciadoras y emociones singulares en el destino. El término “experiencias turísticas” lleva camino de convertirse en un comodín útil para aplicar a toda propuesta turística que no sea solamente dormir en el alojamiento. Conviene entonces que el Turismo Sostenible comunique adecuadamente a los consumidores los conceptos, los contenidos de una experiencia con denominación de ecoturista. Y de Diferenciación y de Contenidos se habló también en la mesa de Eco Forum delimitando las ofertas de alojamiento rural sin valores de preservación del habitat, culturales y de integración, de las propuestas ecoturísticas. En la mesa se debatió sobre la saturación en la oferta rural; del impacto en el territorio originado por prácticas turísticas poco sostenibles y de la crisis que afecta a este sector turístico que cuenta con un target de consumo mayoritariamente español, de manera que las beneficiosas cifras de aumento de turistas extranjeros en España no inciden demasiado en sus resultados.

La crisis general y el exceso de oferta operan a favor de los resultados negativos. Frente a este escenario el Ecoturismo quiere convertirse en una propuesta innovadora pensada para un turista respetuoso con el medio ambiente que demanda ofertas diferenciadora, conocer el territorio, su cultura como una experiencia. Y esa es sin duda una de las claves, el viajero quiere vivir y contar lo vivido; si acude a un entorno de ecoturismo pide veracidad en la oferta que encuentra en la Red, contenido diferenciador, es decir ideas, autenticidad y verdadero respeto y puesta en valor del territorio que visita. En una situación económica tan desfavorable dónde el consumo está en mínimos las ideas son uno de los motores del cambio. Nuevas Ideas dirigidas al Nuevo Turista, comunicadas con emoción, transmitiendo experiencias singulares y en diferentes formatos para posicionar el mensaje en las redes. Las ideas deben responder a la demanda de los viajeros y adelantarse a sus expectativas lo que supone arriesgarse al éxito o al fracaso; pero eso es la actividad económica. Las Ideas deben generar productos comercialmente viables y es importante Escuchar, Conversar en la Red para saber qué experiencias, qué quiere vivir el turista- Probablemente es más fácil crear propuestas, experiencias para el llamemos turismo rural convencional , pero el ecoturismo, -eso deducimos después de seguir en la Red el debate-, debe poner en práctica compromisos de turismo ético además de todo lo que engloba el término sostenibilidad. Es su gran valor añadido. Sin duda requiere mayor esfuerzo que la puesta en marcha de una casa rural como alojamiento turístico, pero muchos viajeros pensamos que ese es un turismo de valor y con futuro.

Siete puntos en cursiva planteados en la mesa resumen a modo de conclusión las ideas de ecoturismo.

Evitar el abandono RuralAutenticidad y Veracidad en las propuestas. Acercar el producto al consumidor.  Vender no sólo alojamiento, vender Experiencias. Desarrollo del Territorio con participación de sus habitantes. Clasificación y claridad en los Contenidos . Diversificación e Identidad. 

A esos puntos nosotros sumamos una percepción: en la situación actual los jóvenes del medio rural pueden tener una actividad económica rentable y gratificante en este turismo. Los jóvenes están preparados y creen en ese futuro más de lo que algunos piensan. Buena parte de ellos quieren trabajar en su territorio y generar actividad económica gracias a los valores de su entorno. Saben que el nuevo turista quiere conocer y vivir singularidades en sus localidades, degustar sus productos, comprarlos… y los jóvenes conocen el poder de comunicación y conversación de las Redes. Tienen un reto.