Túnez Apuesta Por el Nuevo Turismo

La revolución tunecina de los Jazmines también revoluciona al sector turístico.

Túnez vive desde diciembre de 2010 una ola de cambios sociales mediante los que intenta situarse como un país plenamente democrático y con una sociedad civil asentada en el respeto de los derechos humanos y a los valores de su historia. Es el cambio que afecta a todos los sectores de actividad y como es lógico también al turismo. Es su gran industria, la fuente de ingresos que se ha visto muy mermada por el temor de los turistas occidentales a visitar el país sin que por el momento se haya producido ningún problema con los viajeros. Ese es el lado negativo de una industria que en 2010 perdió un 40% de turistas y que necesita recuperar rápidamente posicionamiento internacional.
¿Cómo? Ese es el lado positivo y sorprendente. Los gestores públicos quieren hacer convivir el turismo convencional de playa con el nuevo turismo creativo y de experiencias. La idea resulta sorprendente. Ante la pérdida de turistas lo lógico sería pensar en potenciar el turismo convencional, es decir, número de viajeros con estancias en “todo incluido” por encima de otros conceptos novedosos.
Durante el travel bloggers meeting celebrado a finales de septiembre en Málaga, Leila Tekaia, representante de la Oficina de Turismo de Túnez para España y Portugal nos sorprendió hablando de una oferta viajera para su país que pasaba por el agroturismo, hoteles rurales sostenibles, estancias en pequeños núcleos autóctonos de población, y una serie de actividades en las que incluía el turismo gastronómico, viajes culturales y antropológicos, talleres artísticos o estancias en antiguos campamentos del Paris-Dakar, ubicados en pleno desierto pero con servicios de calidad y base de actividades deportivas. En Turismo de Ideas queríamos conocer estas propuestas y conversamos con Leila Tekaia en su oficina de Madrid.

Para Leila  el sector turístico tunecino debe mantener  las
ofertas convencionales en las estupendas playas tunecinas pero es necesario potenciar y dar a conocer propuestas que son poco habituales en el norte de África y que se ofrecen en su país. “Existen más de cuarenta establecimientos pensados para viajeros que
buscan calidad, cultura autóctona y experiencias reales, conocer de verdad el país y a los tunecinos.  Túnez puede
recorrerse de norte a sur alojándose en hoteles boutique, casas de huéspedes similares al concepto español de hotel con encanto y hoteles rurales ecológicos”.  Leeila nos comenta que los responsables de estos establecimientos son en su mayoría tunecinos, forman parte de una nueva generación de emprendedores formados en muchos casos en universidades europeas y que han hecho una apuesta por recuperar casas tradicionales para convertirlas en alojamientos de calidad guardando en su interior toda la cultura del país. Están agrupándose en asociaciones como Edhiafa que les permite sumar fuerza de ventas y de presencia de imagen en el exterior.  La apuesta es por aumentar el número de viajeros no en detrimento del turismo convencional pero si potenciando las visitas de viajeros que demandan vivir en el destino una experiencia real y que diseñan su propio viaje a través de la Red. La responsable de la Oficina de Turismo de Túnez sabe muy bien que ese turista tiene un poder adquisitivo estimable y un nivel cultural alto. Valora la diferencia y el conocimiento verdadero del país por encima de otras cuestiones. ¿Y la competencia? Libia vive también un proceso de profundos cambios políticos y sociales. Sus playas aún no han sido “contactadas” por el turismo y, sobre todo, cuenta con un patrimonio arqueológico impresionante. Pero como Leila señala habrá que ver. “Libia tiene petróleo. Nosotros no. Nosotros tenemos turismo y queremos que Túnez sea un destino para los nuevos viajeros.”

Es posible conocer las propuestas de turismo alternativo en Túnez en mille-et-une-tunisie, una guía de viajes y magazine cultural que publica información sobre  el nuevo turismo en Túnez. Es también recomendable Les Ateliers du Roi sobre artes tradicionales. Más información sobre Túnez.

Anuncios

Soy un Turista Rural. ¿Qué me Ofrece?

Este fin de semana se ha celebrado en Jaén  “Tierra Adentro”,  XI Feria de Turismo Interior de Andalucía, una apuesta de la comunidad andaluza por profesionalizar y promocionar los destinos turísticos rurales.

Andalucía es obviamente una comunidad turística que este año ha visto crecer el número total de turistas aunque, según datos de la Junta de Andalucía, el crecimiento del turismo rural se ha frenado un punto respecto al pasado año cuando un 16% de los 3,6 millones de visitantes optaron por el turismo rural. Un punto porcentual  dado la situación de la actividad económica nacional no es para hacer llamadas al pesimismo. Un informe de Top Rural indica que el 57% de los viajeros señala el precio como factor clave para optar por un destino y que, a pesar de la situación económica, un 64% de turistas opinan que el turismo rural es una buena opción económica para un viaje de corta estancia. Y algo importante según este estudio, el viajero rural  suele corresponderse con un target de parejas o grupo de amigos por encima de los grupos familiares. El turismo rural, como todos los sectores de consumo se está segmentando en todas las comunidades autónomas  y aparece un target de nivel económico y cultural medio-alto que demandan nuevas ofertas rurales.

¿Encuentran esos viajeros lo que esperaban en el destino rural? ¿Se les ofrece algo más además de gastronomía más o menos tradicional, tranquilidad “rural” y ofertas de turismo activo? ¿Conocen los viajeros a través de las redes las posibilidades del destino?

La respuesta afirmativa a esas preguntas no parece  suficiente para buena parte de esos nuevos turistas rurales que no quieren únicamente la oferta de turismo rural de los “años dorados” del pasado siglo, cuando salir del hábitat urbano y alojarse en un establecimiento rural al calor de una chimenea, viendo la niebla a través de la ventana y desayunando queso fresco era todo un placer. Quieren eso pero más cosas. Ahora demandan (demandamos) EXPERIENCIAS y EMOCIONES, un concepto que los políticos responsables de las distintas administraciones turísticas empiezan a verbalizar aunque  no se sabe con claridad si todos saben en que
se traduce “vender emoción”. Y para empezar a vender, además de saber claramente qué producto ponemos en el mercado  hay que saber comunicarlo, no simplemente publicar la oferta de reservas anticipadas. EXPERIENCIAS y EMOCIONES quiere decir
CREAR CONTENIDOS, innovar, atreverse a imaginar, diseñar nuevas ofertas articulando las posibilidades de la zona y su entorno,  su historia y contar con la participación de quienes viven en el territorio. Es el turismo híbrido.

 Hay que señalar que  un buen número de empresarios de establecimientos rurales pelean por abrir ese camino. En este blog hemos hablado con Severino García o Javier Solfa, cada uno desde su perspectiva  quieren ofrecer al viajero Contenido, Experiencia y no sólo dormir en un hermoso entorno. Y algo sorprendente, en el travel bloggers meeting celebrado recientemente en Malaga, Leila Tekaia responsable de la Oficina de Turismo de Túnez nos comentaba su interés por atraer a su país ese tipo de viajero y no sólo al turista de resort. Para ella, ese es el nuevo turismo de calidad. Hablamos de un concepto turístico en crecimiento: el turismo slow.