La Gastronomía Emocional de Paco Roncero

 

Un teatro gastronómico. Así define el chef Paco Roncero su nuevo taller que acaba de inaugurar en el Casino de Madrid. Más que un teatro es una experiencia de emociones creada gracias a la innovación tecnológica y a los soportes audiovisuales. Una experiencia en dónde importa lo qué se come pero más el cómo, la experiencia integral.

La emoción no está al alcance de cualquiera, -ni lo pretende Roncero-; el precio por sentarse a una mesa sobre la que se visualizan imágenes, elementos táctiles y con variaciones de temperaturas es mínimo de 8.000 euros. Es un “integral” para empresas del ibex, altísimos directivos extranjeros y similares. La experiencia además de audiovisual es olfativa. De manera que si el plato se basa en productos de mar al comensal le llegan olores marinos. Roncero lo explica bien en el link. Lo atractivo de la propuesta supera, por descontado, el campo de lo gastronómico que además no es objeto de este blog; pero sí todo lo que nos está enseñando Paco Roncero con su sueño, con sus propuestas emocionales.

 

¿Qué nos enseña Roncero? 

Primero la enorme importancia de la hibridación y el trabajo multidisciplinar. Roncero ha puesto la imaginación y otros han trabajado la tecnología. Las propuestas del nuevo turismo deben basarse en lo híbrido, en la suma de saberes de dónde se extrae la idea y su puesta en marcha. El cocinero nos muestra que es necesario innovar continuamente si queremos entrar en el camino de la EMOCIÓN.

Lo Emocional es un concepto, una manera de adjetivar las acciones de empresas, la valoración de la marca, la credibilidad y transparencia cada vez más en moda. Y como sucede con todo lo nuevo se tiende a mezclar términos y conceptos. Cada uno es libre de decidir lo que es Emoción; nosotros pensamos que la emotividad de una propuesta debe alcanzar de lleno a nuestros sentidos y provocar un instante de sensibilidad, de placer. Tirarse en tirolina es una experiencia pero ¿emocional?. Un museo de los aromas es Emocional.

Cuando se observa el taller de Roncero como propuesta innovadora lo primero que pensamos es en la fortísima inversión económica que supone. Lógico. Los “sueños innovadores” son teóricamente más fáciles con dinero, pero nos está indicando que lo primero es Imaginar que deseamos proponer al nuevo viajero para que viva la Emoción, y después hay que trabajar para poner en marcha ese “sueño”. La tecnología está al alcance de muchos negocios turísticos siempre que las pretensiones sean realistas.

Más info en diario Expansión

Gracias por tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s